Rehabilitación del suelo pélvico

Para rehabilitar el suelo pélvico las bolas chinas, los estimuladores y los conos vaginales se postulan como los productos más eficaces.

A la hora de hablar de la rehabilitación del suelo pélvico, en primer lugar debemos preguntarnos

¿Qué es el suelo pélvico?.

Se trata de un sistema de ligamentos y músculos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero y el recto.

El debilitamiento del suelo pélvico puede generar trastornos como pueden ser, las disfunciones miccionales crónicas, dificultad al orinar , prolapsos vaginales (son las caídas de las vísceras pélvicas que pueden llegar a asomar por la vagina), dolor durante las relaciones sexuales y sobre todo, incontinencia urinaria.

Las principales causas por las que se debe comenzar la rehabilitación del suelo pélvico son el embarazo, partos, menopausia e incluso por herencia genética. En los casos de embarazo y parto, podrían decirse que van de la mano al tratarse de dos acciones generadas en un mismo proceso.

Uno de los productos más eficaces a la hora de rehabilitar el suelo pélvico, son las bolas chinas.

¿Cómo funcionan las bolas chinas?

Este dispositivo permite ejercitar la vagina y tonificar los músculos del suelo pélvico. Estas bolas están constituidas por dos bolas de peso ligero que al juntarse con las dos bolas internas, produce un vacío en el interior. El movimiento al caminar o al moverse con ellas dentro, produce vibraciones y la contracción de los músculos de la vagina.

Además se trata de un dispositivo muy sencillo y discreto.

Muy similares a las bolas chinas, se encuentran los conos vaginales. Estos objetos, de gran valor en la rehabilitación del suelo pélvico, son dispositivos hipoalergénicos que se introducen en la vagina .

¿Como se utilizan los conos vaginales?

El tratamiento con los conos vaginales consiste en la inserción de un peso en forma de cono en el interior de la vagina. Cada cono tiene un peso diferente, pero son todos del mismo tamaño y se utilizan de la misma manera.

Se recomienda utilizar los conos ( pesas) un mínimo de 15-20 minutos y 2-3 veces al día. Cuando introducimos el cono en la vagina, éste por el efecto de la gravedad tenderá a salirse. Por efecto reflejo realizamos una contracción de los músculos para evitar que el cono se caiga. Al contraer y relajar la musculatura pélvica fortalecemos el suelo pélvico.

Por último, destacaremos dos dispositivos muy recomendables para la rehabilitación del suelo pélvico. Uno de ellos, es el estimulador de suelo pélvico PERICALM, un estimulador de doble canal que incorpora una pantalla digital. Contiene programas pre-establecidos para la incontinencia de esfuerzo, urgencia y mixta, sin olvidarnos del dolor pélvico.

Y finalizamos con los indicadores de contracción. Destacamos el EDUCATOR, para tonificar la musculatura del suelo pélvico y fortalecerla antes del embarazo, o bien después del parto.

Ander González

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>