Archivo de la categoría: Embarazo

Pilates para embarazadas. Beneficios y cómo practicarlo

Durante los nueve meses de embarazo el cuerpo y la mente de la mujer sufre una serie de cambios. El pilates pre y post parto ayuda a afrontar esos cambios de forma natural y mejorar la condición física y psíquica de la mujer.

El Método Pilates es una forma alternativa que nos permite acondicionar el cuerpo y la mente. En el caso de las mujeres embarazadas son muchos los beneficios que ofrece como veremos a continuación. El ejercicio nos ayuda a mantener el cuerpo y la mente sana.

En líneas generales la práctica de pilates para embarazadas mejora la condición cardiovascular y muscular, favorece la corrección postural, mejora las molestias gástricas, el estreñimiento, evita un aumento excesivo de peso, reduce la ansiedad, la depresión y el insomnio. Nos ayuda a llevar un embarazo más saludable. Mejorando las sensaciones durante el embarazo y ayudando al parto y postparto.

Pilates para embarazadas en artrosport

Beneficios del pilates para embarazadas

Son muchos los beneficios que la práctica del pilates supone para las mujeres embarazadas. Los más importantes los vemos a continuación.

Ayuda a conseguir una postura corporal correcta. A medida que transcurren los meses se sufren cambios en el centro de gravedad, es necesario mantener una postura correcta para evitar que las presiones recaigan sobre el suelo pélvico y éste acabe debilitándose, lo que supondrá problemas añadidos a la hora de dar a luz y posteriormente, pudiendo provocar pérdidas de orina y otros problemas más graves. Un suelo pélvico fortalecido aumenta la probabilidad de partos naturales más rápidos y menos dolorosos.

Durante el embarazo la zona lumbar se puede ver afectada por diversas dolencias como lumbalgias, ciatalgias, dolor sacroilíaco. El pilates para embarazadas ayuda a conseguir la estabilidad lumbopélvica, disminuyendo el riesgo de sufrir estas dolencias.

El ejercicio físico aumenta nuestra capacidad cardio respiratoria, de tal forma que mejora el bombeo de la sangre, facilitando la circulación sanguínea. De este modo se evita que se produzca hinchazón en piernas y pies, tan molestas en el embarazo.

Pilates para embarazadas

Al ayudarnos a mantener una postura corporal correcta, se fortalece la espalda, cervicales, columna, lo que además de evitar dolencias nos ayuda a afrontar los cambios que supone la llegada de un bebé (lactancia, porteo, cambio de pañales…).

La práctica de pilates ayuda a mantener un buen tono muscular, fortaleciendo y tonificando el cuerpo de la mujer. Se reduce el aumento de peso y ayuda a mantener las funciones abdominales y a prevenir la diástasis o separación de los rectos del abdomen. Además previene las disfunciones uro ginecológicas.

También es muy útil para enseñarnos a controlar la respiración durante el parto, muy importante a la hora de controlar el dolor provocado por las contracciones.

pilates para embarazadas

Cómo practicar el pilates para embarazadas

Para que todos estos beneficios se obtengan es necesario practicar de forma adecuada el pilates para embarazadas. El ginecólogo nos indicará si es bueno practicarlo en nuestro caso, no todas las mujeres pueden hacerlo, depende del nivel de riesgo de su embarazo.

Si nos han dado luz verde para practicar estos ejercicios es importante ponerse en manos de expertos en pilates para embarazadas que nos pautan y guían en los ejercicios que podemos realizar y cómo debemos realizarlo. Según la fase de embarazo se recomiendan determinados ejercicios.

Si vivís en Alicante os recomendamos acudir al centro médico Artrosport, situado en la Plaza Alcalde Agatángelo Soler, 1. Cuentan con una unidad especializada en la mujer que ofrece entre otros servicios pilates para embarazadas y tratamiento del suelo pélvico. Podéis pedir cita en este enlace.

Pilates para embarazadas en artrosport

Pilates para embarazadas

El Pilates es una disciplina que en los últimos años se ha dado ampliamente a conocer. Gracias a sus beneficios, personas de todas las edades practican este método para fortalecer y tonificar su cuerpo, así como para mejorar su salud. Está recomendado también para corregir posturas, aliviar tensiones, rehabilitar lesiones, etc.

Es un ejercicio que combina la flexibilidad y los ejercicios para fortalecer la musculatura, con la conciencia sobre el propio cuerpo, la respiración y la relajación. Los ejercicios están basados en ciertos patrones de movimiento que se realizan con los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico, que se conocen en el método Pilates como “el núcleo estable” o base. Estos músculos también son los que proporcionan una gran estabilidad.

Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico. Fuente: http://www.ensuelofirme.com/

Existen numerosas variantes que se pueden adaptar a las necesidades de los practicantes. Las podemos clasificar en tres grandes grupos:

  • Suelo: Los ejercicios se realizan sin ayuda de maquinaria, utilizando el propio cuerpo. Es posible combinar algunas actividades con accesorios como las bandas elásticas o pelotas.
  • Máquinas: Precisa de sillas y aparatos similares a los inventados por Joseph Pilates. Existe diferenciación de tipología según la maquinaria que utilicemos: Reformer, Cadillac, Silla o Barril.
  • Rehabilitación: En manos de un fisioterapeuta puede ayudar en la recuperación de lesiones o enfermedades como la artritis.

Pilates en Artrosport

Al ser una práctica que tonifica la musculatura perineal y del suelo pélvico, la hace ideal para la preparación al parto y como prevención para la recuperación y postparto. En el post de hoy, os queremos hablar de la práctica de Pilates durante el embarazo.

Pilates durante el embarazo

Durante el embarazo, la musculatura del suelo pélvico sufre cambios importantes, que sobre todo después del parto, puede traer algunas consecuencias no deseadas, como problemas de incontinencia, o con el tiempo, prolapsos uterinos.

En el embarazo los músculos de la pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, como resultado, pueden debilitarse. Los músculos del suelo pélvico también sufren una gran tensión y tienden a descender debido al peso del bebé. Por ello, es posible que resulte difícil contraer dichos músculos y mantenerlos así por un tiempo determinado. Además, si los músculos de la pared abdominal están débiles, hay más posibilidades de tener dolor de espalda

Todo esto en parte es debido a que, durante el embarazo, la hormona relaxina hace que los ligamentos se estiren más de lo normal, y si se sobrecargan en exceso, se pueden lesionar. 

Pilates para embarazadas en artrosport

La práctica de Pilantes durante el embarazo, es un método que ayuda a centrarse en dichos grupos musculares: abdomen y pelvis, por lo que su práctica ayuda a que el parto sea más fácil.

Muchos ejercicios se realizan en la posición de rodillas y con las manos en el suelo, una posición que se considera ideal durante el embaraz, porque ayuda a eliminar tensión de la espalda y de la pelvis y porque, al final del embarazo, puede ayudar a hacer que el bebé adopte la posición ideal para nacer.

Si estas embarazada y quieres asistir a clases de Pilates durante el embarazo, te aconsejamos que te pongas en manos de especialistas.

En Artrosport contamos con los mejores profesionales para conseguir un embarazo saludable y para reunir todas las condiciones físicas y mentales para llegar al parto sin complicaciones.

Pilates durante el embarazo en Artrosport


 

Ejercicios de fisioterapia para rehabilitar el suelo pélvico

Los ejercicios de Kegel, la utilización de las bolas chinas o de los conos vaginales son algunos de los métodos y herramientas de rehabilitación y fortalecimiento del suelo pélvico que ya hemos tratado en este blog.

En esta ocasión vamos a hablar de los beneficios de los ejercicios de fisioterapia para rehabilitar el suelo pélvico.La fisioterapia perineal, una rama de la fisioterapia que está especialmente orientada a tratar las disfunciones relacionadas con el suelo pélvico: la incontinencia, el prolapso, el dolor pélvico crónico o el embarazo y el post-parto. En muchos otros países de Europa esta especialidad tiene muchos años de experiencia, al contrario que en España, donde está surgiendo con más auge desde hace unos años.

Se trata de una terapia indolora y fácil de practicar que, junto a los métodos anteriormente mencionados, ayuda a fortalecer la musculatura pélvica y a prevenir futuros problemas. Pero antes de comenzar con los ejercicios, cada paciente debe ser valorada por un fisioterapeuta especializado que le proponga los ejercicios más adecuados de manera individual.

Las técnicas más utilizadas en la fisioterapia perineal son:

La terapia manual: técnicas que se practican directamente en la paciente bien desde el exterior, desde el abdomen, o a través de la vagina o del ano.

La terapia miofascial: su objetivo es relajar y reducir la tensión de los músculos.

El masaje perineal: muy recomendable antes del parto para ayudar a estirar y ablandar los tejidos, de tal manera que a la hora de dar a luz se pueda relajar más esta zona.

La gimnasia abdominal hipopresiva: son ejercicios dirigidos a potenciar el suelo pélvico mediante la hipopresión, es decir, anulando la presión que ejercen los abdominales y el diafragma sobre el suelo pélvico.

– La electroestimulación: consiste en introducir una estimulación eléctrica en la cavidad vaginal para administrar pequeñas descargas que provoquen la contracción de los músculos de la pelvis.

El biofeedback: se trata de aprender a contraer de manera voluntaria los músculos del suelo pélvico. Gracias a un monitor, la paciente va observando cómo trabaja los músculos, identifica correctamente la zona en la que tiene que trabajar y es capaz de distinguir si está haciendo bien o no los ejercicios.

Laura Alonso

Pilates para la rehabilitación del suelo pélvico

Ya hemos visto en ocasiones anteriores cuáles son las causas del debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. El embarazo y el posterior parto, la menopausia o la obesidad son algunas de las principales causas de que estos músculos se debiliten y puedan acabar en problemas de incontinencia, sexuales o, incluso, de prolapso (caída del útero y la vejiga). Para evitar que esto ocurra pueden realizarse gran variedad de ejercicios que permitan ejercitar y fortalecer estos músculos del suelo pélvico.

En esta ocasión vamos a hablar de los beneficios de el Pilates para la rehabilitación del suelo pélvico. Una excelente disciplina para rehabilitar esta parte de nuestra anatomía debilitada. En el suelo pélvico se encuentran los músculos y los ligamentos que cierran la cavidad abdominal y que se encargan de mantener en su sitio la vejiga y la uretra, el útero y la vagina y el recto. Por lo que mantener en buen estado el suelo pélvico hará que estos órganos funcionen bien o no.

Los beneficios del Pilates para la rehabilitación del suelo pélvico pasan por lograr la correcta alineación del cuerpo y conseguir la correcta estabilidad de la región lumbo-pélvica, haciendo trabajar a los músculos abdominales y a los del suelo pélvico que son los que contribuyen en la sujeción de las vísceras, en la continencia urinaria y en el equilibro del cuerpo.

El mayor de los beneficios a la hora de practicar el método Pliates para la recuperación del suelo pélvico es que se trata de ejercicios que requieren de una gran precisión y control porque trabajan de manera simultánea el fortalecimiento y el estiramiento de los músculos.

También existen ejercicios específicos de Pilates orientados a mujeres embarazadas que, entre otras cosas, ayudan a preparar la parte inferior del cuerpo y el suelo pélvico para el aumento de peso del abdomen o que ayudan a estirar y mantener el tono de los músculos sobre los que recae el peso del cuerpo.

Sin embargo, antes de comenzar a ejercitar el suelo pélvico con el método Pilates hay que asegurarse de que se trata de la mejor alternativa para cada paciente, ya que se trata de ejercicios muy exigentes ante los que un suelo pélvico con problemas o muy débil quizá no responda correctamente. Por ello conviene consultar a un especialista y realizar estos ejercicios supervisados por profesionales.

Laura Alonso

Indicadores de contracción del suelo pélvico

Los indicadores de contracción del suelo pélvico son dispositivos que permiten a las mujeres localizar los músculos que deben contraer en el suelo pélvico; de la misma manera, también las dan a conocer si los ejercicios que están realizando los están haciendo bien o no. De hecho, algunos terapeutas los utilizan para ayudar a localizar bien los músculos PC (los músculos pubocoxigeos).

Se tratan de dispositivos sencillos y fáciles de utilizar por mujeres que sufran problemas de incontinencia. Los indicadores de contracción del suelo pélvico están indicados también para ayudar a tonificar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo y después del parto. La solución a estos problemas pasa por realizar determinados ejercicios en el suelo pélvico como son los ejercicios de Kegel, la utilización de conos vaginales o las bolas chinas que ayudan a contraer los músculos del suelo pélvico.

¿Pero cómo saber si esos ejercicios se están realizando correctamente?

Es ahí donde entran en juego los indicadores de contracción del suelo pélvico. Muchos especialistas señalan que realizar una correcta contracción de los músculos del suelo pélvico es muy difícil. Tanto es así que algunos estudios destacan que la mitad de los pacientes los contraen mal. Los indicadores de contracción lo que hacen es seguir el movimiento de las paredes interiores de la vagina, de tal manera que controlan si los músculos del suelo pélvico son contraídos correctamente.

Los indicadores de contracción del suelo pélvico están pensados para que puedan ser utilizados en casa, de manera cómoda y sencilla. Algunas de sus principales características son que son muy fáciles de usar; potencian el perineo, de tal manera que ayuda a que desaparezca la incontinencia de esfuerzo; y, además, también permiten al paciente controlar sus propios ejercicios gracias a la ayuda visual que proporcionan algunos de estos dispositivos. Estos tienen una función que amplía los movimientos para hacer visible si los músculos están siendo contraídos correctamente o no.

Laura Alonso

Suelo pélvico en el embarazo

Si vas a ser madre es importante que conozcas los cambios que sufrirá el suelo pélvico en el embarazo; las ventajas que tiene fortalecer tu suelo pélvico son diversas y realmente interesantes

Tonificar la musculatura perineal y del suelo pélvico en el embarazo no sólo te ayudará a que el parto sea más fácil, sino que evitará algunos efectos no deseados durante los meses posteriores, como por ejemplo la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Los ejercicios más conocidos para fortalecer el suelo pélvico en el embarazo y  preparar el cuerpo para el momento clave son los de Kegel. Se basan en la contracción muscular. Pero para comenzar a seguir sus indicaciones primero tienes que identificar los músculos de tu suelo pélvico. Es fácil. Puedes hacerlo en el momento de orinar. Trata de retener el flujo de orina y estarás contrayendo esos músculos.

Lo mejor de Kegel es que puede hacerlo en cualquier momento del día sin que nadie lo note. Aunque para empezar, es aconsejable hacerlo tumbada boca arriba con las piernas flexionadas. Aprieta el suelo pélvico tirando de él hacia arriba, contráelo y mantenlo así mientras cuentas hasta 5 respirando suavemente. Luego, relájalo durante 5 segundos más, y repite la serie 10 veces. Este sólo es uno de los ejercicios de la tabla pero sirve para que te hagas una idea de lo sencillo que es.

Para conseguir una mayor elasticidad de los tejidos alrededor de la vagina el masaje perineal también es clave. Se puede realizar a partir de la 35 semana de gestación y disminuye considerablemente el dolor postparto, la dispareunia (dolor con relaciones sexuales), la necesidad de realizar episiotomía y los desgarros del periné en el parto. Eso sí, siempre debe ser realizado por manos especializadas, acude a una fisioterapeuta experta en masaje perineal y rehabilitación del suelo pélvico en el embarazo. Si se realiza mal no obtendrás los beneficios de un masaje perineal correcto, o incluso puede ser contraproducente puesto que podría distender más la musculatura.

Fortalece el esfínter uretral y ayuda a mantener en la posición adecuada la vejiga para que no descienda, causando incontinencia al final del embarazo y en el postparto.

En las clases de preparación para el parto que se suelen hacer en ambulatorios es muy frecuente la gimnasia con pelotas inflables gigantes (esferodinamia o fitball). Mejora la alineación articular y ayuda a practicar distintos tipos o “alturas” de respiración, tema de vital importancia durante todo el trabajo de parto.

Irene Perezagua