Fortalecer el suelo pélvico mejora las relaciones sexuales

¿Te has parado a pensar en la importancia del suelo pélvico para tener unas relaciones sexuales satisfactorias?

Empezaremos el post con la respuesta a esta pregunta, y es que muchas disfunciones sexuales mejoran con el ejercicio y fortalecimiento del suelo pélvico, así como la calidad de las relaciones. 

Como hemos leído en otros posts, el suelo pélvico es un conjunto de músculos que sirve de apoyo y sostén de los órganos pélvicos (vejiga, útero y recto), cerrando la cavidad abdominal en su parte inferior. Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres, su relación con el placer sexual es importante. Un suelo pélvico tonificado y elástico nos proporciona una mayor calidad en nuestras relaciones sexuales.

Suelo pelvico y relaciones sexuales. Fuente: centradaenti

La doctora Valérie Tasso, habla de lo fundamental de este musculo para que las relaciones sexuales sean más satisfactorias. En el siguiente vídeo nos explica porqué y cómo fortalecerlo con los ejercicios de Kegel y las bolas chinas. 

Doctora Valérie Tasso

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-sexualidad-suelo-pelvico/2120120/

Pero la importancia de trabajar esta musculatura no sólo radica en aumentar el placer y tener una vida sexual más plena, que es muy importante, sino que existen muchas personas con disfunciones sexuales, dolores y molestias como por ejemplo vaginismo, disfunción erectil o eyaculación precoz, cuya pieza clave puede estar en el suelo pélvico, ya que éste forma parte del mecanismo de la erección y control eyaculatorio en el hombre y de la intensidad y calidad del orgasmo en la mujer.

En las mujeres…

En el caso de las mujeres, porque una musculatura pélvica fuerte y tonificada aumenta la capacidad de lubricación y la sensibilidad vaginal. Además, los músculos que se contraen y relajan durante el clímax estarán más fuertes, lo que se traduce en orgasmos más intensos y largos. Por otro lado, controlando la musculatura vaginal la mujer puede aprender nuevas técnicas placenteras y masajear el pene de su pareja durante la penetración.

Con una musculatura pélvica debilitada es muy difícil llegar al climax, ya que es la contracción rápida de estos músculos lo que lleva a esas oleadas de placer que llamamos orgasmo.

El ejercicio del suelo pélvico aumenta la sensibilidad vaginal, ya que la circulación sanguínea de la zona mejora y la irrigación de las paredes es mayor. Además, la sangre llegará más rápidamente al clítoris, erectándolo. La excitación sexual se logra fácilmente y, con ella, el orgasmo, que además será mucho más intenso al contraer una musculatura fuerte y sana.

Conociendo y controlando los músculos pélvicos podemos ayudar a llenar de sangre los genitales, practicando rápidas contracciones en la vagina que acelerarán la consecución del orgasmo.

Suelo pelvico femenino y sexualidad. Fuente: www.clinicasantasusana.com

En los hombres…

En el caso de los hombres, porque mejora la erección, ya que al contraerse la musculatura, el pene se eleva. Con un suelo pélvico más fuerte el angulo de erección es más grande y se mejora la circulación de la zona ayudando a que el llenado de sangre del pene sea más rápido. Por otro lado, una musculatura tonificada permite la contracción de la misma, cerrando la uretra, lo que ayuda a detener y alargar la eyaculación.

Estos músculos dirigen e impulsan el flujo de sangre al pene durante la excitación sexual. Rodean la base del pene, y se aprietan en la erección y la eyaculación.

Para prolongar la erección y retrasar el clímax, apretaríamos los músculos del piso pélvico. Cuanto más fuertes los músculos, más tiempo podremos mantener la erección sin eyacular.

suelo-pelvico-masculino

Ejercitar el suelo pélvico

Como hemos escuchado en el video, y escrito en otros post, existen diferentes métodos para ejercitar los músculos que conforman el suelo pélvico. El Taichi, Yoga o Pilates, son excelentes prácticas, así como realizar los ejercicios de Kegel para mujeres o hombres, usar bolas chinas en el caso de las mujeres, etc. También existe la fisioterapia del suelo pélvico

En el blog centrada en ti, nos sugieren 8 posturas, que nos parecen muy interesantes y divertidas, para ejercitar el suelo pélvico durante la relación sexual con la pareja. 

  • La Hamaca: En esta postura el hombre se encuentra sentado en una superficie blanda, como puede ser la cama, con las piernas flexionadas agarrándose la parte posterior de sus rodillas. De esta manera la mujer queda en el espacio entre sus piernas y tronco, pudiendo moverse libremente y realizar los ejercicios de Kegel al mismo tiempo de la penetración. Se recomienda que la mujer, al tiempo que se deja caer, relaje la musculatura, y cada vez que se eleve la contraiga apretando vagina.

 

  • El Sometido: Aquí el hombre se tumba mientras la mujer se coloca sentada sobre él de espaldas y controlando los movimientos con los brazos. Se recomienda que la mujer marque el ritmo con los brazos, y que sienta la fuerza de la vagina, será muy placentero para él.
  • El Sometido II: El hombre está tumbado, la mujer dándole la espalda extiende su cuerpo hacia atrás apoyando sus brazos en los de su compañero quedando las piernas de ella estiradas por fuera de las de él. Se recomienda que el hombre sujete a la mujer por la cintura o del pecho a la vez que ella realiza pequeñas y rápidas contracciones y eleva ligeramente la pelvis siguiendo el ritmo de su vagina.
  • La Doma: El hombre sentado recibe a su compañera que se encaja a su cuerpo. Se recomienda que la mujer realice contracciones no sólo de la vagina, sino de los músculos del perineo, que avance ligeramente la pelvis hacia el hombre en movimientos cortos y continuos.
  • La Fusión: El hombre estirado sobre la cama mientras que su compañera se coloca sobre éste levemente incorporada, ambos mirándose, aquí ella lleva el ritmo. Se recomienda que la mujer ejercite su suelo pélvico marcando movimientos de arriba-abajo o en sentido circular.
  • Cara a cara: Es la postura clásica en la cual la mujer queda tumbada sobre el cuerpo estirado de su compañero y es ella quien puede dominar la situación. Se recomienda, puesto que las contracciones pueden ser más o menos intensas, que la mujer arqué su columna mientras realiza movimientos para hacer más estimulante la situación.
  • La Amazona: Aquí es el hombre quien se acuesta boca arriba, con las piernas levemente abiertas y flexionadas hacia su pecho. Ella se acomoda en cuclillas amoldándose a la postura adoptada por él, sentándose lentamente sobre su compañero. Sus muslos impulsarán todo el movimiento que necesita esta postura, en sentido arriba-abajo. Se recomienda que la mujer contraiga su suelo pélvico en cada movimiento ascendente y relaja al bajar. Pueden ser movimientos muy lentos y profundos, o muy rápidos y apenas profundos.
  • El Perrito: Ambos en cuadrupedia, lo que permite una gran cantidad de movimientos con los cuales se puede trabajar la musculatura pélvica. Se recomienda que la mujer contraiga y relaje a su propio ritmo, o  acompasando  las contracciones a los movimientos pélvicos de la pareja.

Bueno, aquí te mostramos una razón más para no descuidar tu suelo pélvico.

Banner-Artrosport

2 pensamientos en “Fortalecer el suelo pélvico mejora las relaciones sexuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>